Ahorrar en serio – ¿Por dónde empiezo?

En primer lugar debemos definir uno o varios objetivos de ahorro (un complemento para la jubilación, la educación de nuestros hijos, cualquier adquisición importante que preveamos realizar o la acumulación de una cantidad para posibles imprevistos por ejemplo), cuantificarlos y establecer el plazo del que disponemos para alcanzarlos.

A modo de ejemplo: Supongamos que tenemos claras nuestras necesidades económicas para el momento de nuestra jubilación y también que hemos calculado una primera aproximación a nuestra pensión resultante después de tantos año de trabajo con la herramienta Cálculo Pensión (para un calculo más ajustado también podéis utilizar la calculadora de la Seguridad Social). Como vemos que no es suficiente, nos planteamos un complemento para disponer de unos 1.200 euros adicionales al mes durante 25 años, que equivale a poder disponer de 360.000 euros en el momento de nuestra jubilación, pongamos dentro de 30 años.

Hay que tener en cuenta el efecto de la inflación. Con 360.000 euros dentro de 30 años no tendremos el mismo poder adquisitivo que hoy, ya que los precios habrán ido aumentando en todo este tiempo. Debemos ajustar esa cantidad con la inflación para asegurarnos que podemos comprar las mismas cosas que hoy con 1.000 euros. Suponiendo una inflación del 2% resulta un objetivo de ahorro de 650.000 euros. No está mal.

Una vez identificada la cantidad que queremos tener ahorrada y el plazo, ya podemos plantearnos cómo vamos a llegar a dicho objetivo. En la acumulación del ahorro intervienen 3 factores principalmente: el ahorro del que ya disponemos, la cantidad de nuestros ingresos que queremos ahorrar periódicamente y el rendimiento que podemos obtener al invertir estos ahorros.

La cantidad mensual que podemos destinar al ahorro vendrá dada por nuestra renta bruta disponible (sueldo + otros ingresos – impuestos) y por nuestros gastos mensuales, así que solo nos quedará determinar el rendimiento que debemos buscar para alcanzar nuestro objetivo de ahorro.

Siguiendo con nuestro ejemplo. Suponemos también que ya disponemos de 20.000 euros ahorrados y que aunque vamos justos y difícilmente llegamos a fin de mes nos planteamos el firme propósito de ahorrar 385 euros al mes, todo sea por nuestra vejez.

Ya solo nos queda calcular el rendimiento anual que debemos buscar para que nuestros 10.000 euros más los 405 euros mensuales se conviertan en 650.000 euros dentro de 30 años. Con estos datos necesitaremos obtener una rentabilidad anual del 6,25% para alcanzar nuestro objetivo.

En este sencillo excel podéis ver los cálculos realizados para nuestro ejemplo y también adaptarlo a vuestra propia situación. Las cifras que están en verde son las que debéis modificar introduciendo vuestros datos. Debéis indicar el ahorro del que partís, la cantidad mensual que prevéis ahorrar, los años de los que disponéis (o qué queréis dedicar a este ahorro en concreto) y la cantidad que queréis conseguir al final. Una vez entrados los datos dadle al botón calcular.

Nota: Es posible que os pida habilitar las macros de excel, veréis que es muy sencillo

Ahorrar en serio es acumular ahorros pero también invertirlos adecuadamente. Actualmente ni los depósitos ni las Imposiciones a Plazo Fijo te permiten obtener una rentabilidad anual del 6%, sin embargo existen más opciones.

Desde ROBUST siempre animamos a considerar otras opciones de inversión, como la renta fija de países o empresas o la renta variable de empresas sólidas cuyos activos y beneficios se revaloricen por encima de esa rentabilidad. Mediante una correcta diversificación se puede obtener un buen retorno manteniendo el riesgo en niveles que estemos dispuestos a asumir. En ese sentido los fondos de inversión o las SICAVs son una buena alternativa, ya que ofrecen una cartera bien diversificada (por tipo de activo, divisa, geografía y sector), ventajas fiscales y son completamente líquidos.

En vuestra oficina bancaria os deberían poder informar al respecto o, si no, siempre podéis contactar directamente con cualquier Sociedad Gestora de Instituciones de Inversión Colectiva (SGIIC), Empresas de Asesoramiento Financiero (EAFIs) o incluso con el fondo que interese contratar (muchos disponen de información de contacto en su web).

Esta entrada fue posteada en Ahorro y taggeada , , , . Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.