APPLE – Junta General Accionistas 2017

Apple, que representa un 4,9% de la cartera del fondo, celebró el pasado día 28 de febrero su Junta General de Accionistas. Nosotros enviamos nuestro voto a través del Proxy online independiente que pone la compañía a disposición de los accionistas. De los 9 puntos del orden del día, los 4 primeros fueron propuestos por el actual Consejo y los 5 restantes por los propios accionistas.

En las propuestas del Consejo únicamente hemos encontrado conflicto en la reelección de Consejeros (punto 1), donde siempre votamos defendiendo la independencia del Consejo y en favor de una mayor paridad de género. Así hemos votado en contra de Art Levinson (actual Presidente) y de Al Gore. En ambos casos por ser los miembros más antiguos con 17 y 14 años respectivamente, lo que consideramos puede poner en peligro la independencia de los miembros. En este sentido señalar, que la permanencia media en la Junta es de 8 años, lo que empieza a ser un valor elevado. La compañía debería aprovechar la oportunidad para incorporar más mujeres al Consejo (actualmente solo hay un 25%).

En el resto de puntos del Consejo hemos votado a favor. En la ratificación de Ernst&Young como auditores (punto 2) por considerar que hay independencia y no existe conflicto de intereses. En la remuneración de los ejecutivos (punto 3) por la transparencia, tanto en el desglose individual como en el proceso para establecer las cantidades, y por considerar que los objetivos son claros y están orientados al largo plazo. Echamos de menos sin embargo el ratio en relación al salario medio de los trabajadores. Y en la frecuencia de aprobación

El punto 4 (say-on-pay) merece especial mención pues atiende a la frecuencia con la que la Junta puede opinar sobre la política de compensación mediante un voto vinculante. Se podía elegir entre 1, 3 y 5 años. Nosotros consideramos que los accionistas deben poder opinar sobre la remuneración de los altos ejecutivos cada año.

En las propuestas de los accionistas hemos votado a favor en todas menos una, por considerar que refuerzan el buen gobierno de la compañía en términos de transparencia (punto 5), de diversidad (punto 6), de reforzar el papel de la Junta (punto 7) y de independencia (punto 8). La propuesta que hemos votado en contra (punto 9) solicitaba establecer a los altos ejecutivos un % de retención de acciones (adquiridas como remuneración) del 75%. La hemos rechazado por considerar que el programa de compensación actual ya está orientado a la creación de valor para el accionista a largo plazo. Además la remuneración en acciones se lleva a cabo mediante acciones restringidas (RSUs). Las RSUs no son totalmente transferibles hasta que se cumplen ciertas condiciones de tiempo o de desempeño.

En el siguiente enlace podéis consultar los resultados de la votación: Form-8K

Esta entrada fue posteada en ISR. Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.