Aumenta la volatilidad y reducimos exposición a bolsa

Comentábamos en el post de estrategia anterior que durante esta primera parte del año hemos estado invertidos en bolsa parcialmente, ya que si bien los datos macroeconómicos que llegan de EE.UU. indican una recuperación de la economía norteamericana y los resultados de las empresas están siendo positivos, la situación en Europa sigue siendo delicada con un excesivo nivel de endeudamiento y unas débiles perspectivas de crecimiento (esta semana el FMI publicó unas cifras de crecimiento esperado para la Eurozona de -0,3% para 2012 y 0,9% para 2013.

En este 2012 los mercados han parecido ignorar los problemas de Europa dejándose llevar por el optimismo de las datos de EE.UU. y animados también por la inyección de liquidez a cargo del Banco Central Europeo con las dos subastas y la expectativa de una nueva QE (Quantitative Easing o Flexibilización Cuantitativa) en Estados Unidos.
En los últimos días, las miradas se han centrado de nuevo en Europa, situando los intereses de los bonos español e italiano en niveles de 6% y 5,60% respectivamente. Los presupuestos presentados por España para el 2012 no han convencido al mercado y existen dudas acerca de la consecución del objetivo de déficit (el FMI decía ayer que España no conseguiría el objetivo de déficit del 3% del PIB fijado para el 2013 hasta el 2018). Italia, por su parte, está teniendo problemas en implantar su reforma laboral y acaba de revisar su previsión de crecimiento para el 2012 a -1,2% desde -0,5% lo que dificulta llegar a su objetivo de deuda para este 2012.

A estos factores que ya habíamos comentado hay que añadir el repunte de volatilidad del mercado, no tanto la del americano con un 13%, como la del europeo que registra una volatilidad de las últimas 20 sesiones (1 mes) por encima del 18%. La volatilidad representa incertidumbre y riesgo y estos niveles empiezan a ser elevados. Con una volatilidad elevada los mercados se vuelven completamente impredecibles presentando fuertes oscilaciones tanto al alza como a la baja.

De hecho, en nuestro modelo de cobertura, esta volatilidad unida a la tendencia de precios a la baja que ha tenido lugar en las dos últimas semanas hace que salten señales de cobertura que indican una reducción de la exposición neta a bolsa. Teniendo en cuenta todos estos factores el pasado viernes 13 cubríamos la cartera de ROBUST en un 5% adicional, dejando la exposición neta a bolsa entorno al 40%.

Esta entrada fue posteada en Notas gestión y taggeada , , . Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.