Carta a los inversores 2019

Mercado

2019 ha estado marcado por las tensiones comerciales entre EEUU y China que finalmente desembocaron en una primera parte de acuerdo en diciembre, la desaceleración del crecimiento mundial que obligó a los bancos centrales a reaccionar relajando las condiciones monetarias y la resolución del Brexit con el acuerdo de salida de la UE aprobado por el Parlamento británico. Con todo ha sido un buen año para los mercados con ganancias generalizadas en todos los índices. En Europa y EEUU se han alcanzado nuevos máximos históricos.

Las ganancias se han extendido a todos los sectores y entre los que más han crecido tanto hay DEFENSIVOS como de CRECIMIENTO como VALUE. Ha habido mucha rotacion en el año entre factores (especialmente a partir de septiembre) aunque en conjunto en el año han ganado más de nuevo las empresas de CRECIMIENTO y las CÍCLICAS.

En el mercado de renta fija destaca la caída de la rentabilidad de la deuda soberana:- 75 pb en el tipo del bono a 10 años americano y -40 pb en el alemán. Aunque la tendencia se ha moderado en los últimos meses con la recuperación del sentimiento de los inversores. La curva de tipos, que es uno de los indicadores de sentimiento de mercado más vigilados, cerró el año con pendiente positiva (diferencial positivo entre los tipos a 10 y 2 años) después de haberse llegado a invertir en agosto alertando sobre una posible recesión.

El USD se ha apreciado respecto a la mayoría de divisas mundiales como consecuencia del diferencial de tipos de interés a largo plazo, la incertidumbre económica y las tensiones comerciales. Las más penalizadas han sido las divisas emergentes.

ROBUST

ROBUST sube un 1,5% en diciembre y acumula un 10,7% en 2019. Nuestro índice de referencia (25% S&P500 + dividendos y USD cubierto, 25% STOXX600 + dividendos y 50% Bonos Euro 1-3 años + intereses) sube un 1,2% y acumula un 12,9%.

El comportamiento del fondo se podría separar en 4 bloques. De enero a abril ROBUST repuntó fuerte impulsado de nuevo por nuestras apuestas GROWTH aunque perdimos terreno al reducir nuestra exposición (especialmente en tecnológicas), de mayo a agosto se quedó plano impulsado por las empresas DEFENSIVAS pero lastrado especialmente por las CÍCLICAS europeas, de septiembre a octubre subió impuslado por las empresas VALUE (RYANAIR y BENETEAU aunque el mercado premió especialmente los bancos) mientras que en noviembre y diciembre subió impulsado simultáneamente por varias de nuestras estrategias.

Noviembre y diciembre han sido los mejores meses para nosotros (respecto al mercado) al funcionar (en parte tras los resultados trimestrales) la apuesta GROWTH tecnología, los VALUE no bancarios (ATOS, DUERR, NVIDIA, RYANAIR) y las dinámicas que hemos ido reforzando desde verano (MEJOR ALIMENTACIÓN y MEJOR ENERGÍA).

Estrategia Empresas

En 2019 hemos incrementado significativamente la diversificación de la cartera incrementando el número de empresas y reduciendo el peso en cada una de ellas. Empezamos el año con 16 valores en cartera y cerramos 2019 con 33. Hemos añadido posiciones en Mejor Movilidad (TALGO, UMICORE), Productividad (DUERR, KION), Salud (GRIFOLS, GRITSTONE, ALLOGENE, ADAPTIVE), Mejor Alimentación (RAISIO, BAKKAFROST, HAIN CELESTIAL, BEYOND MEAT), Mejor Energía (HOLALUZ, SOLARPACK, GRENERGY), Mejor Comunicación (UBISOFT, NFON) y en Tecnología (NVIDIA, ATOS). Por otro lado hemos vendido BMW, VOSSLOH, ALCON (spin-off en abril) y MASMOVIL (compramos en mayo).

Con estos cambios hemos querido también incrementar nuestra exposición a empresas VALUE sin modificar excesivamente nuestra exposición en DEFENSIVOS/CÍCLICOS.

También hemos querido incrementar nuestra exposición en empresas pequeñas o muy pequeñas y hemos mantenido una exposición baja a las empresas con más endeudamiento aunque este ha incrementado ligeramente para aprovechar el entorno de tipos bajos y crecimiento moderado.

Nuestra estrategia es mantener un fondo balanceado que nos permita generar rendimiento en un entorno en el que esperamos volatilidad en los factores de crecimiento de la economía y los mercados.

Renta Fija y Divisas

Durante el año hemos ido añadiendo bonos corporativos americanos, bonos corporativos europeos con ratings más ajustados y un bono del tesoro inglés tras el desenlace del Brexit. Los bonos americanos han ido reduciendo los tipos ofrecidos a la par con la caída de los tipos de interés aunque nosotros pudimos renovar la mayor parte antes de la primera bajada de la Fed en agosto. En Europa hemos comprado un bono BBB de la operadora francesa Orange  y un BBB- de la comercializadora de electricidad AUDAX. Son los dos bonos con ratings más ajustados que tenemos con la ventaja que se trata de dos mercados muy regulados y defensivos.

El bono del tesoro inglés lo compramos una vez aprobado el acuerdo de Johnson en el Parlamento. Nos beneficiamos del repunte del GBP a medida que se aproximaban las elecciones y se preveía que ganara el conservador. Ahora tenemos la divisa cubierta. En los bonos americanos hemos ido gestionando también la exposición a la divisa en función de los mensajes de la Fed y de los datos económicos americanos. En conjunto hemos tenido una mayor exposición al USD (7% de promedio con máximos del 15%) que en 2018 pues hemos visto un entorno muy estable en el EUR/USD.

Estrategia de Riesgo

Los datos macroeconómicos apuntan a una mejora de la actividad en EEUU y Alemania (todavía tentativo) en 2020. Alemania generaría un crecimiento de PIB mayor (del 1,2%) que en 2019 mientras que EEUU se estabilizaría en el 2% después de ver como su actividad aflojaba en el año. Hemos visto mejoras en las encuestas a los gerentes de compras y en la confianza. China también muestra indicadores de mejora de la situación económica y además el Banco Central (PBOC) acaba de lanzar un nuevo estímulo reduciendo los ratios de reserva de los bancos.

Paralelamente la Guerra Comercial se ha distendido más al anunciar Trump que firmaría la 1ª fase del acuerdo el 15 de enero y que posteriormente viajará a Beijín para empezar a hablar de la 2ª fase. En geopolítica sigue muy activa sin embargo la incertidumbre del Brexit (Johnson quiere cerrar el nuevo acuerdo comercial antes de fin de año) y el conflicto en Oriente Medio.

En conjunto pensamos que el ciclo económico puede seguir avanzando y que habríamos pasado desde 2018 por un “miniciclo» como los que vimos en 2012 (crédito europeo) o en 2015 (devaluación China). En este entorno podríamos tener de nuevo rendimientos positivos en 2020. Nuestra intención es mirar de aprovecharlos manteniendo un perfil de riesgo moderado, con una exposición a Renta Variable entorno al 50% y una cartera balanceada.

Seguimos trabajando para mantener un rendimiento atractivo en el medio plazo con un riesgo controlado, siendo transparentes y aplicando un filtro de sostenibilidad en la selección de empresas y sectores.

Gracias un año más por vuestra confianza.

Saludos cordiales,

 

Esta entrada fue posteada en Notas gestión. Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.