Efectos de la situación griega en ROBUST

Desde principios de mes los mercados han caído de forma significativa como consecuencia principalmente de las elecciones griegas: el resultado no permite formar un gobierno que mantenga el plan acordado con la Unión Europea y el FMI. Del 1 de mayo al 14 de mayo el S&P500 ha caído un -4,3% el STOXX600 un -3,8% y el MSCI Emergentes un -7,2%. ROBUST ha conseguido amortiguar los efectos de dicha corrección: hemos retrocedido un -1,3% en el mismo período. Esto se debe a la exposición limitada que tenemos en renta variable actualmente (del  40% teniendo en cuenta la cobertura con futuros STOXX600); a la diversificación en divisa, especialmente en dólar que se ha apreciado respecto al euro estos días (representa un 28% del patrimonio actualmente); y a la diversificación sectorial, pues no tenemos exposición al sector bancario que es el que más ha sufrido.

Adicionalmente el lunes invertimos parte de la liquidez del fondo en letras a corto plazo (un mes) del tesoro americano y alemán, para incrementar la diversificación geográfica. Aunque seguimos creyendo que el escenario más negativo (ruptura del euro) tiene muy pocas probabilidades, en los momentos de más tensión como los actuales y los de finales de 2011 (especialmente si miramos el bono a 10 años español) adaptamos la cartera para amortiguar el efecto que tendría dicho escenario sobre las inversiones.

Esta semana estamos pendientes de la bolsa americana pues puede perder el soporte que tiene en los niveles de 1340 del S&P500, lo que podría provocar más correcciones significativas. Aun así, de nuevo, seguimos viendo que los datos macro siguen ilustrando un escenario de crecimiento moderado en EEUU (la confianza de los consumidores el viernes fue buena) y crecimiento más débil pero estable en Europa (el PIB del primer trimestre de Alemania publicado ayer subió un 0,5% trimestralmente).  Las empresas siguen presentando resultados moderadamente buenos (hay negativos como el de Thyssen de ayer pero el global refleja crecimiento y perspectivas en 2012 positivas). Por lo tanto parece que el mercado está inestable principalmente por la incertidumbre que genera Grecia y los efectos que tendría si sale del euro. Esta incertidumbre parece que durará hasta las nuevas elecciones (mediados de junio) por lo que es posible que el mercado describa un movimiento errático hasta entonces. Seguimos atentos al movimiento errático que pueden describir los mercados hasta entonces por si fuera necesario incrementar coberturas.

Esta entrada fue posteada en Notas gestión. Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.