El dato mensual de empleo y la reacción del mercado

Hoy a las 14:30h se publicaba el dato mensual de empleo en Estados Unidos (NFP – Non Farm Payrolls, que hace referencia a la creación de empleos  no agrícolas del mes). Por segundo mes consecutivo ha salido peor de lo esperado, 115.000 cuando el mercado se esperaba 170.000, lo que indica cierta desaceleración del ritmo de recuperación que llevaba durante la primera parte del año con creaciones de empleo superiores a 200.000 (nivel de creación a partir del cual empieza a bajar la tasa de desempleo). El mercado ha reaccionado a la baja empujado también por los malos datos PMI de Europa, que son índices compuestos de actividad (producción, pedidos, entregas, inventario y empleo), unas órdenes de compra de bienes duraderos (bienes con expectativa de vida superior a tres años) muy bajas también por segundo mes consecutivo y un PIB del primer trimestre inferior al esperado en Estados Unidos.

Por el otro lado, a nivel macro, tenemos buenos datos de ventas  minoristas, producción industrial y PMI (de servicios y manufacturas) en Estados Unidos; un índice GFK de confianza del consumidor alemán que indica expectativas positivas; la Reserva Federal revisando las expectativas de crecimiento y el Banco Central Europeo hablando de una estabilización de la situación, sin crecimiento, pero estable. A todo esto, las últimas subastas españolas e italianas han salido bien tanto en términos de colocación como de rentabilidad, y la prima de riesgo permanece en niveles inferiores al 6%. A nivel micro también vemos buenas noticias, llevamos varias semanas con resultados y tenemos que un 82% de las empresas del S&P 500 han superado las expectativas del mercado y que los beneficios de este primer trimestre han aumentado un 7,40%.

En definitiva, ante esta combinación de datos buenos y no tan buenos en Estados Unidos y peores en Europa, seguimos haciendo la misma lectura: recuperación de la economía norteamericana, quizá algo más lenta, y difícil situación en Europa debido al exceso de endeudamiento y a débiles perspectivas de crecimiento. Con estos inputs mantenemos nuestra exposición a bolsa en un 40% por el momento; aunque la corrección de hoy ha sido significativa, esperamos a la semana que viene para ver si efectivamente asistimos a un deterioro del entorno macro o si por el contrario se trata más de un movimiento técnico.

Esta entrada fue posteada en Notas gestión. Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.