El papel del inversor – El voto de ROBUST en la Junta de GOOGLE

Las decisiones tomadas por un número elevado de inversores pueden modificar las prioridades de una empresa y el enfoque de un determinado sector. Como ya hemos reiterado en otras ocasiones, creemos que igual que ocurre con el consumidor, el ahorrador también tiene la capacidad de impulsar e influir de forma significativa en los cambios que se deben realizar en todos los ámbitos para lograr a largo plazo un crecimiento económico más sostenible. De ahí la importancia de adoptar criterios de inversión socialmente responsable en nuestra selección de productos para el ahorro.

Un elemento de la Inversión Socialmente Responsable (ISR), a la práctica muchas veces descuidado, consiste en el ejercicio consciente de los derechos políticos que otorgan las acciones. Ser accionista confiere un conjunto de derechos económicos y políticos que pueden variar en función de la legislación y de los estatutos.

Por lo general, los derechos económicos hacen referencia al derecho al dividendo si lo hay (el reparto de dividendo es una decisión de la Junta General), al derecho de suscripción preferente (cuando una sociedad decide aumentar capital), al derecho a la cuota de liquidación (en caso de ser liquidada) y al derecho de transmisión (las acciones de las sociedades cotizadas se pueden vender sin ningún tipo de restricción).

Dentro de los derechos políticos destacan el derecho de asistencia y voto en las Juntas Generales de accionistas (normalmente una acción equivale a un voto, pero el porcentaje puede variar en los estatutos de la sociedad) y el derecho a la información sobre la situación de la empresa. También existen otros, como el derecho de impugnación de acuerdos sociales o el derecho de convocatoria de la Junta, que normalmente requieren una representación mínima.

La Junta General es el órgano supremo de gobierno de una Sociedad, en el que se adoptan por mayoría las decisiones societarias y estatuarias. Es pues el lugar donde los accionistas pueden intervenir y preguntar a los Administradores sobre la gestión de la Sociedad. La Junta General Ordinaria se convoca una vez al año. Su objeto principal es la aprobación de las Cuentas Anuales del ejercicio anterior presentadas por el Consejo, y resolver sobre la aplicación de resultados (se decide la parte de beneficios que se destina a dividendos y a reservas). También se debe decidir el nombramiento de los auditores de la Sociedad. En ocasiones se someten a aprobación otras propuestas, ya sean planteadas por el Consejo o por los propios accionistas (a partir de una representación mínima), como modificaciones estatuarias, supresión de suscripción preferente, etc.

Actualmente, al menos en España, es habitual la práctica de la delegación del voto a un tercero, que normalmente es es la entidad financiera donde están depositadas las acciones y que se limita a aprobar las propuestas detalladas en el orden del día. Según el Observatorio de Inversión Socialmente Responsable de ESADE, en el 2010 en España solo había 30 fondos de inversión (incluyendo planes de pensiones) que ejercían los derechos políticos en las Juntas.

El ejercicio de los derechos políticos y de voto en las Juntas Generales es uno de los ejes de la inversión socialmente responsable de ROBUST (ver más detalle), ya que consideramos que así podemos influir en las empresas donde invertimos para que adopten, además de una perspectiva financiera, una aproximación a la triple cuenta de resultados: ambiental, social y económica.

El pasado 6 de junio tuvo lugar la Junta General de Accionistas de Google, que actualmente representa el 4,1% de nuestro patrimonio y desde ROBUST emitimos nuestro voto. El orden del día incluía seis puntos, los dos primeros fueron propuestos por la Dirección y el resto por los accionistas:

1. Elección de la junta directiva

Voto: a favor.

2. Nombramiento de los auditores para el ejercicio 2013

Voto: a favor.

3. Elaboración de un informe sobre las baterías de plomo, que se utilizan para los centro de datos, en la cadena de suministro de google.

El informe debe detallar el seguimiento de los envío de baterías de plomo usadas a instalaciones de reciclaje con los mismos controles de seguridad en materia de contaminación y de ocupación que en Estados Unidos, así como los mecanismos (tales como auditores dela empresa, auditores o certificación de terceros) para evaluar el desempeño del proveedor de reciclaje con los estándares.

Voto: a favor.

4. Igualdad de voto para todas las acciones en circulación: un voto por acción

Actualmente existen dos clases de acciones ordinarias, de tipo A con un derecho de voto por acción y de tipo B con 10 derechos de voto por acción. De esta forma, los fundadores Larry Page y Sergey Brin poseen el 56% de los derechos de voto de la compañía.

Voto:a favor.

5. Establecer una política de retención (de al menos el 25%) sobre las acciones adquiridas por los ejecutivos como remuneración hasta el momento de la jubilación.

De esta forma se asegura la orientación a largo plazo por parte de la junta directiva.
Voto:a favor.

6. Establecer una política de planificación de la sucesión del CEO que permita mantener la estrategia a largo plazo de la compañía.

Voto:a favor.

Para ver toda la información relacionada con la Junta General de Accionistas facilitada por Google, así como la propuesta de voto para cada uno de los puntos que sugiere la junta directiva con su correspondiente explicación, podéis hacer clic aquí.

Finalmente se aprobaron los puntos 1 y 2 del orden del día. El resultado de la votación lo podéis ver aquí.

Dada la relevancia de los temas sobre los que se decide, es importante que el accionista acuda a la Junta y ejerza sus derechos de información y voto de forma responsable. En anteriores post hemos insistido en la importancia de saber dónde estamos invirtiendo y de conocer los sectores y las industrias que estamos ayudando a desarrollar con nuestro ahorro. Asimismo consideramos que mediante el ejercicio consciente y responsable de los derechos políticos, el inversor puede ser también agente de cambio impulsando la implantación de prácticas socialmente responsables en las empresas.

Esta entrada fue posteada en ISR y taggeada , , , , . Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.