Empezamos a ejecutar la estrategia camino del 60%

Esta semana hemos incrementado la exposición de ROBUST a la renta variable un 4%, pasando del 51% al 55%. Como decíamos en el anterior post de estrategia del día 5, tras la mejora de los datos económicos en Europa nos sentimos más cómodos incrementando la exposición del 50% al 60%, y estábamos esperando más visibilidad sobre el conflicto de Siria para empezar a ejecutar este cambio. Tras el acuerdo de negociación entre EEUU y Rusia parece que la situación se ha moderado y se abre un período para poder solucionar el conflicto diplomáticamente.


Como también decíamos en el post hay otros temas inminentes que pueden crear incertidumbre en el mercado, especialmente la negociación del techo de deuda y del presupuesto 2014 en EEUU. Sin embargo son situaciones que el mercado ya ha vivido anteriormente y la probabilidad que el impacto (y la mala gestión por parte del Congreso y el Gobierno) sea significativo es más moderada y de hecho así lo tuvimos en cuenta al establecer la nueva exposición para ROBUST al 60% en el estratégico. Sin embargo ante la inminencia de estos eventos (a 30 de setiembre deben haber llegado a un acuerdo para el presupuesto) y ante la evidencia que todavía no se han reunido los 2 partidos para tratar el tema vamos a esperar antes de seguir añadiendo exposición.

Inversiones
Para incrementar este 4% añadimos el día 17 un 2% del patrimonio en acciones de PHILIPS y el día 18 un 2% en acciones del ETF de pequeñas empresas de Brasil que ya tenemos en cartera. PHILIPS es una nueva incorporación a la inversión de ROBUST; es una empresa que se ha restructurado vendiendo las divisiones menos rentables y ajustando costes exitosamente; ahora presenta crecimiento de ventas y de márgenes; y además implementa une estrategia significativa para reducir el impacto ambiental de su producción y sus productos. En breve publicaremos su ficha en la sección cartera con todos los argumentos que justifican nuestra decisión.

Respecto al ETF de Brasil hemos aprovechado la fuerte corrección en emergentes que ha habido desde mayo tras el anuncio de Bernanke de empezar a reducir su programa de liquidez. Es cierto que además Brasil está experimentando una moderación de su crecimiento, un deterioro de su balanza por cuenta corriente, de su superávit fiscal (aunque sigue siendo positivo) y del endeudamiento privado. Sin embargo ha conseguido moderar la inflación, tiene un nivel de reservas de divisas alto, una divisa que a diferencia de lo ocurrido en anteriores crisis fluctúa libremente (lo que le aporta competitividad inmediata y libera de la obligación de desembolsar reservas para defenderla), la deuda está principalmente denominada en reales, el endeudamiento público es bajo, el crecimiento económico es significativo comparado con la situación de los desarrollados y su pirámide poblacional está saneada. Es decir, aunque está atravesando una crisis entendemos que entra dentro de la normalidad de su ciclo económico. Además varios gestores significativos (PIMCO, JPMorgan) han estado señalando que la corrección de los emergentes habría sido ya excesiva y los mercados empezaban ya a tocar fondo y repuntar como se ha visto recientemente, lo que supondría una oportunidad siempre interesante en bolsa de comprar cuando ha habido una corrección significativa y aunque el panorama no sea del todo claro.

Esta entrada fue posteada en Inversiones, Notas gestión y taggeada , , , . Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.