Informe de Gestión 1T2012

Adjunto el comentario que encontraréis en el Informe de Gestión de ROBUST del primer trimestre de 2012 y que resume la evolución del mercado y la SICAV durante el trimestre así como nuestra visión para el siguiente trimestre:

“El primer trimestre de 2012 ha sido muy positivo para la mayoría de los mercados de renta variable y renta fija, con la destacable excepción del mercado español. Iniciamos el año impulsados especialmente por la inyección de liquidez a tres años del Banco Central Europeo (BCE) que realizó en diciembre. Este momentum se reforzó en enero con la mejora de varios datos macro importantes de EEUU y Europa (especialmente las encuestas PMI a directivos y el mercado de trabajo americano). En Febrero se sumaron los buenos resultados trimestrales de las empresas, la reforma bancaria en España y el acuerdo de quita de deuda en Grecia. Los inputs más negativos (como las perspectivas de crecimiento europeo publicadas por el FMI o la visión para 2012 que dieron empresas globales como Siemens) se quedaron en el cajón y durante estos dos meses las bolsas subieron de forma significativa, así como también nuestra cartera de renta variable (invertida en sectores cíclicos, especialmente en tecnología). A principios de marzo hubo una pequeña corrección al aflorar los inputs que comentábamos empujados por unos PMI más débiles. La mayoría de los mercados se recuperaron de esta corrección impulsados de nuevo por datos positivos (nóminas americanas) y la posibilidad de que el Fondo de Estabilidad Europeo (EFSF) y el Mecanismo de Estabilidad (ESM) funcionaran conjuntamente. Los activos de Robust reaccionaron de forma satisfactoria corrigendo menos que el mercado y reanudando el repunte rápidamente (la exposición al dólar nos favorece en las correcciones, así como el hecho de no tener exposición en bancos). Sin embargo el rebote se interrumpió a mediados del mes al centrarse de nuevo los mercados en la problemática de deuda de los periféricos, en concreto de España, que estuvo retrasando los presupuestos hasta finales del trimestre. Los activos de Robust de nuevo reaccionaron positivamente limitando las pérdidas. En conjunto los sectores en los que estamos invertidos reflejaron guanacias durante el trimestre con excepción del sector de renovables que se ha visto impactado por la expectativa de cambios en la regulación española. La renta fija con vencimientos más a largo plazo notó el repunte de la prima de riesgo española, concretamente Abengoa y Campofrio, que corrigieron 100 puntos, mientras que OHL se mantuvo plana.

Empezábamos el año invertidos en bolsa parcialmente con una exposición neta de alrededor del 50%, que mantuvimos hasta mediados de febrero, y que nos  permitió aprovechar los repuntes del mercado con una volatilidad controlada y inferior a la del mercado. Durante esta primera parte del trimestre renovamos los bonos alemanes y americanos a corto plazo que teníamos en cartera, manteniendo así la diversificación del riesgo divisa y país de Robust. Siguiendo con nuestra estrategia de inversión en empresas con poca deuda y potencial de crecimiento redujimos posiciones en Telefónica para incrementar Cap Gemini hasta representar el 4,5% actual de nuestra cartera. En la segunda parte del trimestre, a medida que los índices perdían fuerza e incrementaba la volatilidad de los mercados, aumentamos las coberturas y vendimos todas las acciones de Thrombogenics, por considerar que ya estaba cotizando en máximos; de Deutsche Bank, para salir del sector bancario; y de Telefónica, por su elevada deuda y bajas expectativas de resultados. Llegamos así a una exposición neta a bolsa del 35% hacia mediados de marzo. Además renovamos de nuevo la posición en el bono americano a corto plazo, redujimos posiciones en Apple (aprovechando el fuerte repunte de la acción) y vendimos los activos que teníamos de Exane (Convertibles y Dividendos) con el objetivo de reducir la complejidad de la cartera y facilitar el seguimiento a los inversores. Durante los rebotes de finales de mes tratamos de mantener la exposición de nuevo cerca del 50% pues los datos americanos se preveían fuertes, aunque seguimos pendientes de la evolución de la volatilidad (inusualmente muy baja teniendo en cuenta el entorno) y de la acogida de los presupuestos españoles.

De cara al segundo trimestre vemos que la economía americana sigue mostrando signos positivos y crecimiento, la Europea se ha estabilizado pero sigue débil y sin crecimiento, los emergentes también mejoran pero con crecimientos esperados más moderados y las empresas siguen presentando buenos resultados trimestrales y perspectivas para 2012 mixtas. Por otro lado la problemática de la deuda en Europa sigue latente y puede generar puntualmente mucha incertidumbre. Con este entorno mantenemos nuestra estrategia de diversificar la cartera al máximo (sectores, geografía y divisas), modificando la exposición en renta variable proactivamente para reducir el impacto de las correcciones, pero intentando aprovechar la evolución positiva que pueda tener el mercado, especialmente a través de empresas con un nivel bajo de deuda y con crecimiento. La renta fija a largo plazo, aunque sensible a la evolución de la prima de riesgo, es de empresas con la mayor parte de su negocio en el extranjero y con crecimiento, lo que nos permite poder mantenerlas a pesar del entorno. La renta fija a corto está más protegida de la evolución de la prima, y la iremos actualizando para seguir diversificando el riesgo y capturando rendimiento para la liquidez de Robust.”

Esta entrada fue posteada en Notas gestión y taggeada . Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.