Mensual – Septiembre 2018

Mercado

Septiembre ha estado marcado de nuevo por las tensiones comerciales entre EEUU y China. Los índices estuvieron cayendo hasta mediados de mes cuando se anunciaron los nuevos aranceles, que clarificaron el siguiente paso en las tensiones y establecieron un nivel (10%) menor del esperado. La tecnología (NASDAQ) ha estado especialmente sensible a este tema. El dólar se depreció tras el anuncio: la reducción del riesgo (especialmente el emergente) disminuye el apetito por la divisa refugio, a pesar de que a nivel macroeconómico EEUU ha seguido presentando cifras que indican crecimiento robusto (salarios al alza, inflación controlada). Después con el anuncio italiano del déficit volvió a subir. Los bancos centrales han mantenido su estrategia a pesar de los signos de debilitamiento del crecimiento en Europa (pedidos industriales Alemania) y de fortalecimiento en EEUU. Los tipos han seguido repuntando en consecuencia.

ROBUST

ROBUST retrocede un 1,3% en el mes y acumula un 1,45% en el año. Nuestro índice de referencia (25% S&P500TR, 25% STOXX600TR y 50% Bonos Euro 1-3 años) repunta un 0,2% acumulando un 1,9% en el año. Seguimos superando en rendimiento a nuestra categoría Morningstar (RV Mixta Flexible EUR Global), situándonos dentro del 11% de mejores fondos.

Nos han lastrado este mes especialmente VOSSLOH (ha corregido tras el repunte post adquisición de Austrak), RYANAIR (nueva huelga, Junta de Accionistas con voto de castigo y comentarios de O’Leary sobre su futuro), BMW (Profit Warning por los nuevos test de emisiones) y CAF (entrada lenta de pedidos para cumplir su objetivo de 1,5Bn en el año). Por otra parte nos han impulsado NOVARTIS (desinversión Sandoz, recomendaciones brokers y ajuste plantilla), TELENOR (recompra acciones) e IBM (reocomendaciones brokers).

Este mes no ha funcionado nuestra selección de empresas, sobre todo en Europa pero tampoco en EEUU por el comportamiento de las tecnológicas. En el año seguimos batiendo al índice americanos mientras que en Europa lo hacemos ligeramente peor. En todo caso nos sigue penalizando tener menos exposición que nuestro índice de referencia a EEUU, que lo está haciendo mejor que Europa un año más.

Renta Fija y Divisas

Este mes hemos dejado vencer sin renovar el bono de Walt Disney que teníamos en USD. Con el repunte de los tipos en Europa vamos a buscar una inversión en EUR. Hemos incrementado la cobertura del USD al 100%. El resto de las divisas las mantenemos cubiertas a excepción de la corona danesa que está pegada al EUR.

Empresas

No hemos hecho modificaciones significativas en la cartera. Hemos estado revisando inversiones como la de BMW tras el profit warning, RYANAIR o VOSSLOH. Seguimos manteniendo nuestra apuesta de diversificación en empresas de CRECIMIENTO, de CALIDAD y de VALOR. Estamos analizando también la próxima salida a bolsa de ALLOGENE, una empresa americana de biotecnología. Están investigando una terapia inmunológica (CAR T) contra el cáncer, similar a la que tienen Novartis y Gilead pero que no requiera una preparación específica para cada paciente. Los primeros tests han tenido un % de respuesta muy significativo.

Riesgos

1) Seguimos pendientes de las tensiones comerciales. Las más críticas son las de EEUU con China (no hay negociación ahora mismo) aunque las de Europa con EEUU tampoco han avanzado desde que el 25 de julio Trump se reunió con Junker. Seguramente de cara a las elecciones de noviembre en EEUU (Midterms) se acentuará la tensión, al menos por parte de Trump. Se espera que el FMI reduzca el crecimiento esperado para 2019 la semana que viene debido a estas tensiones. En todo caso los análisis del impacto del PIB de los aranceles anunciados hasta la fecha (50Bn al 25% y 200/60Bn al 10%) indican 0,1 puntos para EEUU y 0,6 para China. Unas cifras relativas teniendo en cuenta el ritmo actual de crecimiento de dichos países.

2) La situación de los emergentes, que pesó sobre las bolsas en agosto, ha mejorado. El crecimiento de China está resistiendo el proceso de desapalancamiento (más intenso a principios de año) y el impacto de los aranceles de Trump. A diferencia de lo que vimos en 2015 no ha habido salidas de flujos, de hecho han estado entrando recientemente. A Brasil le ha beneficiado la moderación del USD y el repunte de las materias primas. México se ha beneficiado de la firma del acuerdo con EEUU. Los bancos centrales de varios países con déficit de balanza de cuenta corriente (Indonesia, México, India) han estado subiendo tipos de forma exitosa para contrarrestar el repunte del USD y el contagio de la crisis turca y argentina.

3) Italia ha presentado un objetivo de déficit del 2,4%, por encima del que esperaba la Comisión Europea. A mediados de mes enviará el presupuesto detallado. La CE deberá analizar si le cuadran los números de gasto y de crecimiento. Italia espera crecen un 1,6% mientras que la Comisión estima un 1,1%. Si Italia se quedase corta en el crecimiento el déficit ser acercaría al 3%. En todo caso Europa es quien tiene la sartén por el mango en la negociación que habrá, pues el BCE es quien presiona los tipos a la baja con las compras de deuda.

4) Persisten las dudas sobre el crecimiento económico europeo, pues hemos tenido datos de debilidad durante todo el año: en julio pareció que se estabilizaban (PMI) pero los datos recientes se han vuelto a debilitar (PMI, pedidos industriales). Sin embargo Draghi mantuvo en su última comparecencia en el Parlamento Europeo (24 sep) que, a pesar de una cierta moderación debido al fuerte crecimiento de 2017, la economía sigue exhibiendo altos niveles de utilización de capacidad, tensionamiento del mercado laboral, incremento de las rentas disponibles (el más alto en 10 años), impulso de la inversión empresarial por los tipos bajos, incremento de la rentabilidad empresarial y demanda sólida. Aunque han ajustado ligeramente el crecimiento esperado por las tensiones comerciales, la inestabilidad en los emergentes y la volatilidad de los mercados financieros esperan un 2% para 2018 y un 1,8% para 2019. En todo caso el crecimiento de los beneficios empresariales sigue indicando una situación saludable de la economía.

5) También persisten las dudas sobre el final de ciclo económico. Principalmente en EEUU que se encuentra en una fase más avanzada como muestra su mercado laboral en niveles de pleno empleo, que empuja los salarios al alza con el consecuente impacto en la inflación. Sin embargo, atendiendo a los datos capacidad y de sentimiento empresarial, todavía vemos cierto recorrido. La utilización de capacidad (78%) aún se encuentra por debajo de los niveles del 2014 y los inventarios de las empresas se mantienen elevados lo que indica que no esperan una reducción de la demanda en el corto plazo. Los indices de actividad o sentimiento empresarial (PMIs) siguen en la zona de expansión y las encuestas de confianza, como el seguido CEO Confidence Survey, siguen arrojando valores elevados.

Mantenemos pues nuestra exposición en Renta Variable entorno el 70/75% que refleja un “crecimiento económico y de beneficios empresariales significativo que puede aguantar diversos shocks”.

 

Esta entrada fue posteada en Notas gestión, Seguimiento. Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.