Nota sobre la caída del petróleo y el movimiento del mercado

 

Cerramos la segunda semana del año y los mercados siguen movidos.

A parte de los temas relacionados con China, que comentamos en un post la semana pasada, los índices también están cayendo arrastrados, de nuevo, por la debilidad de los precios de las materias primas, especialmente del petróleo.

Lo curioso del caso es que la caída del precio del crudo es positivo para el consumo de las familias y para la mayoría de empresas que ven reducir sus costes. Es negativo para el sector energético evidentemente. Si vemos los últimos resultados empresariales publicados queda claro:

ex oil

Además el crudo no cae por falta de demanda sino por exceso de oferta. Los analistas esperan que la oferta se modere a partir de mediados de 2016 dado que al precio actual muchos proyectos dejan de ser viables y dejan de producir e invertir (reduciendo la oferta). También la OPEC puede modificar su política de producción en cualquier momento afectando sensiblemente al precio.

petroli

¿Por qué el mercado corrige y se pone tan nervioso entonces?

Principalmente porque a corto plazo el mercado juega a descontar “escenarios malos”. Por ejemplo la caída del crudo está afectando la producción industrial americana y también su PIB, que no va a crecer tanto en 2015 como se esperaba. Hay inversores que lo interpretan como debilidad de la economía justo en el momento en el que la Fed ha decidido subir tipos, y venden. A este argumento suman otros “escenarios malos” que haya activos en ese momento, como la debilidad de la economía China que hemos comentado, para concluir que la economía americana tiene problemas serios.

Sin embargo la inversión empresarial (que las energéticas han reducido) afecta al PIB americano en un 15% mientras que el consumo es casi un 70%, y los datos de consumo y de empleo son buenos.

consum EEUUnóminas EEUU 3

Otro “escenario malo” es pensar que una caída significativa del petróleo como la que ha habido pude llevarse por delante grandes empresas petroleras sistémicas (que puedan arrastrar con ellas un banco por ejemplo… por pensar que no quede). Sin embargo las grandes del sector (Total, Statoil, ENI, Galp, Repsol, Shell,…) tienen la ventaja de tener su actividad diversificada y generan ingresos no solo de la extracción (que sería el negocio más afectado), sino también del refino y venta de los productos, además del negocio del gas (que también genera ingresos de los dos tipos). Repsol por ejemplo (cuya cotización, junto con Shell, fue de las que más sufrió en 2015 por las recientes adquisiciones), generó los 9 primeros meses de 2015 un Flujo de Caja Libre (FCF) positivo de 400Mn EUR.

Además de estos “escenarios malos” (hay varios más, nunca se acaban), se añade al nerviosismo del mercado el hecho que los índices han ido subiendo (con sus pequeñas correcciones) desde 2009. Esto ha llevado a las cotizaciones de las empresas cerca de sus valoraciones por fundamentales (su valor real). Cuando se da esta situación los inversores están muy atentos (más que en 2010 por ejemplo cuando el margen entre cotización y valoración era más amplio) a los riesgos que pueda afectar a las perspectivas de beneficio de una empresa para, si se da el caso, vender rápidamente.

chiller

Desde ROBUST pensamos que estos movimientos de principio de año, igual que ocurrió con los de agosto pasado, no se corresponden con la perspectiva a medio y largo plazo que tienen las empresas y la economía. La economía seguirá creciendo en 2016 y las empresas se beneficiaran de menores costes (en Europa, además, de un Euro barato) y de la evolución del consumo en EEUU, Europa o China.

PIBS fmi

En todo caso nosotros gestionamos el riesgo al que está expuesto ROBUST y empezamos 2016 con una inversión en Renta Variable del 52% que ya contemplaba varios riesgos, entre los que hay el crecimiento de los emergentes, el repunte de la volatilidad de los mercado, las salidas de flujos de inversión o la transición de los mercados una vez la Fed inicia las subidas de tipos.

objectiu risc gener 16 2

Durante estas dos semanas hemos aprovechado la entrada de capital para dejar que la exposición a Renta Variable se redujera unos dos puntos adicionales, esperando que las condiciones mejoren. No sentimos cómodos con este riesgo, teniendo en cuenta además que no tenemos exposición ni a materias primas, ni al sector energético, ni al sector financiero.

Nuestra intención es aprovechar la corrección para incrementar la exposición cuando sea posible.

Esta entrada fue posteada en Notas gestión. Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.