PHILIPS – Análisis sostenibilidad 2013

Síntesis
Philips, que representa un 4% de la cartera de ROBUST, tuvo una evolución positiva de su RSC en 2013. La empresa sigue reflejando un nivel alto de proactividad respecto el control de sus proveedores y el establecimiento de objetivos ambientales  (aunque este año han repuntado ligeramente los consumos de CO2, agua y energía). En Gobernanza la estructura de la empresa establece la presencia de independientes y de representantes de los trabajadores a nivel de Consejo. Consecuentemente desde este punto de vista de RSC nos sigue pareciendo una inversión interesante, de hecho la empresa se ha establecido como un referente de su sector en este aspecto. Adjuntamos el cuadro con el análisis de 2013 comparado con 2012.

Detalle
Philips tiene tres divisiones: equipos de Salud, Iluminación y Aparatos de Consumo. Estructura sus esfuerzos de sostenibilidad a través de EcoVision, que engloba la parte ambiental y la social. Los programas más destacados de esta estrategia son la Green Innovation (I+D que dedican exclusivamente a desarrollar productos más sostenibles), Green Products (productos que reducen el impacto ambiental en todo su ciclo y que están identificados para que el cliente pueda tomar una decisión rápidamente), Green Operations (controlan las variables que más afectan al cambio climático en su ciclo de fabricación) y Supplier Sustainability (control de los proveedores en temas como los minerales o los químicos utilizados). También dentro del EcoVision en 2013 arrancaron un proyecto con la Fundación Ellen MacArthur para trabajar hacia la Economía Circular, en concreto sobre el negocio de reparación de sus aparatos de salud.

Medio Ambiente
La evolución de las variables ambientales ha sido desigual en 2013. Las emisiones de CO2 (+9%), el consumo de energía (+5%) y el de agua (+4%) en los procesos de fabricación y operaciones han empeorado respecto 2012, mientras que el reciclado de residuos (81% sobre el total), el uso de químicos peligrosos (-42%), la eficiencia energética de los productos (+2%) y el porcentaje de ventas de productos verdes (51% sobre el total) han mejorado.

Las razones que da la empresa para el empeoramiento en CO2, energía y agua son el incremento en viajes a países emergentes, transporte aéreo de productos para satisfacer la demanda, incremento del uso de SF6 en iluminación y la adquisición de una empresa en China. Estos incrementos se han paliado en parte por las medidas de ahorro adoptadas, reducción del espacio de oficinas por el nuevo programa flexible de trabajo desde casa y la compra de energía renovable.

Respecto los objetivos que tienen marcados para 2015 sus emisiones de CO2 se han reducido un 23% frente al 2007 (objetivo -40%), el porcentaje de residuos reciclados ha aumentado al 81% (objetico 100% en 2015), la eficiencia energética de los productos ha mejorado un 19% respecto 2009 (objetivo 50%) y el porcentaje de ventas de productos verdes respecto al total ha llegado al 51% cumpliendo ya el objetivo que tenían para 2015.

Social
Respecto el componente social, en Philips destaca las iniciativas para monitorizar los proveedores y el origen de los minerales que utilizan. El programa IDH Electronics (coaliciones entre stakeholders para mejorar las condiciones de fabricación) se ha extendido al rio Yangtze y abarca ahora 15 proveedores de Philips. Continúa el proyecto CFSI (lleva 8 años)  para detectar los minerales que provienen de regiones en conflicto. En ese sentido un mineral muy relevante para la empresa es el estaño y en 2012 iniciaron el proyecto CFTI que establece un control sobre una mina en el Congo y sobre la cadena de suministro para asegurarse que la materia prima que obtienen está libre de conflicto. También relacionado con el estaño han arrancado en 2013 un proyecto en Indonesia también con IDH para controlar el origen del mismo.

Paralelamente la empresa realiza una due dilligenge a 349 proveedores de materia prima principales (representan el 80% del total) para identificar los hornos que les subministran a ellos. En 2013 identificaron 191 hornos y verificaron el 25% de los mismos. Además la empresa empezó  publicar en 2012 la lista de dichos hornos para incrementar la transparencia y la presión sobre los mismos.

Adicionalmente la empresa realizó 259 auditorias (frente 224 en 2012) a los proveedores que identifica de riesgo (especialmente en emergentes) y detectó de media 12 incumplimientos de los estándares que establece. 15 proveedores fueron eliminados de la lista durante el año.

Respecto los trabajadores de la empresa, Philips pone a su disposición instrumentos para denunciar violaciones de sus Principios Generales. En 2013 hubo 332 denuncias de las que el 28% fueron comprobables (en 2012 hubo 374, el 26% comprobables).

El porcentaje de mujeres ejecutivas, jefas y en el Comité Ejecutivo es del 15% (vs 14%), 19%(vs 18%) y 20% (vs 20%) respectivamente. Una ley holandesa que entró en vigor en enero de 2013 requiere a las empresas que sean proactivas para conseguir un ratio de mujeres en los comités de dirección del 30%.

Gobernanza
No hay modificaciones significativas respecto 2012. Philips se gestiona desde el Comité Ejecutivo que forman miembros del Consejo de Administración y algunos directivos adicionales. Hay un Comité Supervisor que lo formas 10 personas independientes. Un tercio de los miembros de dicho comité los seleccionan los trabajadores. Los sueldos de los consejeros se publican en el Informe Anual y desde 2013 se ha establecido un sistema de incentivos a largo plazo a través de acciones.

Reporting
Philips elabora su informe de sostenibilidad utilizando las guías GRI que son las más reconocidas a nivel global. En 2013 las ha actualizado a la versión 4.0. También trabaja con el Carbon Disclosure Project (CDP) que en 2013 la ha otorgado 100 puntos (98 en 2012) por la calidad de la información relacionada con el CO2. Adicionalmente creemos que destaca la calidad y cantidad de información que presenta en una web dedicada a sostenibilidad así como en su Informe Anual.

Conclusiones
Creemos que Philips es proactiva respecto los temas de RSC y así lo vemos reflejado en las iniciativas con los proveedores, los objetivos que se ha marcado y el nivel de transparencia de su reporting. En 2013 el Gobierno de Holanda le otorgó el premio al Informe Anual más transparente del país por ejemplo. De hecho varios indicadores y rankings lo establecen como líder de su sector en RSC. Respecto 2012 vemos avances en muchas variables exceptuando CO2, agua y energía. La incorporación de nuevas empresas atenúa un poco este mal dato sin embargo para nosotros es importante que en 2014 la empresa siga avanzando hacia los objetivos que se ha marcado. Desde el punto de vista de la RSC creemos que sigue siendo una inversión muy interesante.

Esta entrada fue posteada en ISR y taggeada . Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.