Septiembre 2012 – Seguimiento mensual de la estrategia y las inversiones

El mes de septiembre ha estado marcado por las políticas monetarias de los principales Bancos Centrales. El 06 de septiembre, Mario Draghi anunciaba que el BCE compraría deuda a corto plazo (de 1 a 3 años) de forma ilimitada de los países con problemas que solicitasen el rescate (sujeto a condiciones) apoyándose en el  fondo FEEF (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, EFSF en inglés) y en el mecanismo europeo de estabilidad MEDE (ESM en inglés), ratificado por el Tribunal Constitucional el pasado 13 de septiembre. Una semana después, la Fed anunciaba el también esperado programa de flexibilización cuantitativa (QE3 – Quantitative Easing en inglés) por el que se inyectarán 40.000 Mn de USD mensuales a través de la compra de activos respaldados por hipotecas. La duración, al igual que el programa del BCE, es indefinida hasta que la situación mejore. Por su parte, a mediados de mes, el Banco Central de Japón aumentaba su programa de compra de activos en 127.000 Mn de USD y el Banco Central de China inyectaba el pasado 27 de septiembre 58.000 Mn de USD para garantizar la liquidez del sistema. También se espera que  el Banco de Inglaterra aumente su actual programa de compra de activos en 50.000 Mn de Libras antes de final de año.

A nivel macroeconómico, en EE.UU persisten los problemas de empleo y en Europa, Alemania comienza a dar muestras de desaceleración con débiles datos de pedidos de compra, producción industrial y exportaciones así como de confianza empresarial.

En cuanto a Grecia, tras varias conversaciones, ha presentado un programa de ajustes y reformas por valor de 13.500 Mn EUR en los dos próximos años que ha sido aprobado por la troika. Estos ajustes se dividen en dos partes: 11.500 Mn EUR de recorte presupuestario (de los cuales 7.000 afectan a salarios del sector público, prestaciones sociales y pensiones) y 2.000 Mn EUR en nuevas recaudaciones (reforma del sistema impositivo y lucha contra la evasión fiscal).

Los mercados reaccionaron al alza durante la mayor parte del mes, en particular tras los comunicados del BCE y de la Fed sobre la puesta en marcha de sus respectivos programas. Sin embargo cerraron el periodo con correcciones consecuencia de un comunicado de los ministros de finanzas alemán, finlandés y holandés (ver nuestro comentario al respecto en nuestro post del 1 de octubre) y del retraso en la petición de rescate por parte de España que en octubre tiene que hacer frente a importantes vencimientos de deuda. Así pues, como resultado el STOXX600 subió un 0,94% en el mes, el S&P500 un 2,43% y el IBEX35 un 4,19%. Por nuestra parte, ROBUST subió un  1,37%. En términos de volatilidad seguimos en niveles inferiores a los del mercado. La volatilidad registrada en septiembre ha sido de 5,46% frente al 14,15% del S&P500, al 11,54% del STOXX600 y al 28,71% del IBEX35.

A principios de mes, con el comunicado del BCE, para aprovechar la subida incrementamos posiciones en BMW, Cap Gemini, Unit 4, CAF y Microsoft, para ello vendimos una parte de la liquidez que teníamos invertida en letras alemanas a corto plazo y que estaban a punto de vencer. Como resultado aumentamos nuestra exposición neta a bolsa al 50% del patrimonio.

También a lo largo del mes, vencieron el resto de las letras alemanas y las americanas a corto plazo. Para mantener nuestra exposición a renta variable y a la vez obtener algo más de rentabilidad que con las letras, hemos invertido en dos fondos de inversión. Concretamente, un 10% del patrimonio en el fondo de inversión BGF Euro Short Duration Bond de la gestora BlackRock, que invierte en deuda soberana a corto plazo de la zona euro, presenta una volatilidad a 1 año de 1,75%, la rentabilidad media de los últimos 3 años anualizada es del 2,17% y está denominado en euros. Y un 5% en el Aberdeen Global Asian Local Currency Short Duration, que invierte en títulos de deuda soberana y de organismos oficiales de países asiáticos a corto plazo, presenta una volatilidad a 1 año del 8,84%, una rentabilidad media de los últimos 3 años anualizada del 10,64% y está denominado en USD.

Podéis encontrar más información sobre los fondos en la sección cartera haciendo clic sobre el nombre del fondo.

Además, para mantener nuestra diversificación de divisa y geográfica volvimos a invertir un 7% del patrimonio en letras americanas a corto plazo (vencimiento octubre) y renovamos las letras holandesas que habían vencido a finales de agosto hasta octubre también.

Esta entrada fue posteada en Notas gestión. Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.