Sobre el Profit Warning de BMW

BMW redujo ayer sus expectativas de resultados para 2018: el margen operativo del negocio de autos se quedaría por encima del 7% (vs 8-9% en las guías anteriores) y los ingresos caerán ligeramente (vs planos anteriormente). La cotización cayó un 5,3%. El impacto en el rendimiento del fondo fue del -0,15. En conjunto cerramos el día planos, con un retorno acumulado en el año del 1,8%.

En contra de lo que hemos visto en algunos titulares de prensa , la principal razón de dicho ajuste no es el impacto de la guerra comercial, aunque BMW si lo cita como 3ª causa (la incertidumbre habría presionado a la baja los precios en China). La principal razón es la entrada en vigor de los estándares WLTP, los test de emisión de gases estandarizados a nivel mundial que incluyen condiciones de conducción real. La fecha límite para tener los coches listos bajo dichos estándares era este septiembre. BMW explica que ellos se avanzaron en la preparación y certificación (que es donde ha habido el cuello de botella parece) de los motores, y están ofreciendo casi todas las variantes de modelo. En la presentación de resultados del 2º trimestre el 2 de agosto ya lo dijeron también. Sin embargo a nivel de sector ha supuesto “distorsiones en la oferta e incremento del nivel competitivo” (reducción de precios). BMW ha respondido ajustando la producción (a la baja) para mantener un buen nivel de rentabilidad, lo que finalmente le ha llevado a ajustar las guías para el año.

Para justificar el precio actual de la acción (79EUR) vía valoración fundamental hemos de suponer que el margen de autos se mantiene al 7% de ahora en adelante (un 7% en autos se traduce en un 8% a nivel de grupo por el efecto de la División de Financiación), y que los ingresos caen a ritmos del 5% anual hasta 2020. Pensamos que el escenario que está descontando el mercado es excesivamente pesimista. Además los dos factores que están pesando más sobre la acción (la guerra comercial y, ahora, la WLTP) difícilmente pueden empeorar: los aranceles ya son del 25% en ambos sentidos (China/EEUU) y los estándares WLTP ya están fijados. Si suponemos que los ingresos se quedan planos hasta 2020 y que el margen operativo de autos cae al 7% este año y recupera un 8% los siguientes años (cuando ya no habrá efecto WLTP), la valoración es de 140EUR.

Como sabéis ya mantenemos un % de exposición a este valor moderado (< 3% del patrimonio) debido a las incertidumbres que tiene respecto al diéselgate, la electrificación y la autoconducción. Ante la opción de salir del valor o mantenerlo pensamos que es mejor la segunda. Creemos que, a parte del riesgo “final de ciclo” (que todavía no vemos), tiene mucho riesgo descontado, por lo que es una de las acciones VALOR que nos pueden ir bien en caso que el mercado cambie de estilo (de GROWTH a VALUE), o en caso que la empresa o el sector consigan despejar alguna de las incertidumbres.

Esta entrada fue posteada en Notas gestión. Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.