Sobre la corrección del mercado

Después que el pasado día 3 la Reserva Federal hablase de un “estado de la economía americana brillante” los mercados han estado corrigiendo (Europa STOXX600 -6,3%, EEUU S&P500 -6,7%). Las buenas perspectivas de crecimiento americano hacen especular sobre un incremento más acelerado de sus tipos de interés (hasta ahora se esperaba pasar del 2,25% actual al 3,5% a finales 2019/principios 2020) lo que conllevaría un impacto en los mercados y en la economía. A este temor se le suman el de una desaceleración de la economía China (han estado reduciendo inversión y endeudamiento) y de la europea (los datos económicos de la 1ª mitad del año han sido más débiles de lo esperado).

Por ahora sin embargo la Fed sigue manteniendo que subirá los tipos de forma gradual en 2019: la inflación americana ha tenido una 1ª mitad del año más fuerte (hasta el 2,4% la subyacente) pero lleva dos meses moderándose. China por su parte está volviendo a estimular la economía tras haber atacado su problema de “Banca a la Sombra” y los datos económicos en Europa están empezando a mejorar (consumo FRA, producción industrial ITA, pedidos industriales ALE), indicando que Draghi (BCE) tendría razón cuando dice que la ralentización de la 1ª mitad del año se ha debido a factores puntuales (entre ellos el sector autos).

Nosotros pensamos que es pronto para el final del ciclo económico y por tanto bursátil. Las economías, a pesar del ajuste que ha supuesto la inestabilidad en los emergentes y los aranceles Trump, crecen a un ritmo bueno (el FMI espera ahora un 3,7% en 2019, igual que en 2018) y los beneficios empresariales son elevados. Como comentábamos en el mensual no vemos indicadores adelantados (PMIs, OCDE, capacidad, inventarios, confianza) que hagan pensar en una recesión a 6 meses vista ni en EEUU ni en Europa.

En todo caso entra dentro de la normalidad que la volatilidad del mercado incremente, puesto que las valoraciones de las empresas son más exigentes y los inversores intentan adelantarse a una posible recesión/corrección.

Creemos que los valores GROWTH y SMALL CAPS que han sufrido más con esta corrección pueden repuntar por resultados trimestrales o con los datos económicos que confirmen que el ciclo económico sigue robusto. Adicionalmente vamos a aprovechar para incrementar el número de acciones en cartera de las 16 actuales a 20, reduciendo a la vez el peso que mantenemos en cada una. De esta manera diversificaremos más el riesgo, lo que nos permitirá reducir la volatilidad del fondo.

Gestionamos un fondo flexible con un sesgo conservador y solo mantenemos un % de inversión en renta variable elevado, como actualmente, cuando el crecimiento económico es fuerte y puede aguantar shocks como los de la semana pasada, o como el que supuso el anuncio de los aranceles de Trump o la crisis argentina y turca de este verano. Seguimos por tanto con esta estrategia aunque siempre atentos a si la situación económica (o política o de mercado) se debilita significativamente, modificar nuestro perfil de riesgo.

Esta entrada fue posteada en Notas gestión. Guarda el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.